Gobierno de Ancianos

Creemos en el Gobierno de Ancianos:

Creemos que Dios ha dado a la iglesia varones cualificados la responsabilidad de liderar Su Iglesia. Creemos que tan solo hay dos oficios en la iglesia: el de anciano (también llamado pastor u obispo) y el de diácono. Los ancianos centran su labor en el ministerio de la Palabra, el pastoreo, el gobierno de la iglesia y la oración. Las Sagradas Escrituras como la práctica de la iglesia primitiva nos enseñan sobre la pluralidad de ancianos y de diáconos, es decir, que varios pastores así como varios diáconos son los que deben ministrar en cada iglesia local. Ningún anciano es mayor que otro en autoridad ni ningún diácono es mayor que otro en autoridad. Los deberes de los diáconos es ser de ayuda a los ancianos principalmente en la administración de los bienes de la iglesia, la caridad, las finanzas y la logística.